fbpx
Desde que empece a trabajar la plata haciendo cursos de Joyería me he ido adentrando más a este apasionante mundo de la Joyería Artesanal.

 

Me encanta coger mi soplete y soldar, disfruto tanto con ello que me pasaría horas sin soltarlo.

 

Me encanta la Joyería bohemia y de estilo navajo, con la estampación de la plata con punzones y piedras semipreciosas.

Realizo cada pieza desde el principio de su elaboración, todo el proceso desde la laminación de la plata, soldado, engastado, estampación en metal, tallado y pulido, etc lo realizo de manera artesanal en mi taller y sin ayudas externas.

Anillos, pulseras, colgantes, etc con técnicas desde la fundición y reticulado de la plata, proceso en el que hay que llevar la plata a una temperatura de recocido repitiendo este proceso varias veces hasta que la pieza se arrugue creando una textura con el fuego.

Aquí os dejo una pequeña muestra del proceso de un anillo

Con la Cota de Malla Elástica empezó todo, con ella empezé a crear diseños y nació Anillarte.

 

Descubrir las técnicas de joyería basadas en de la Cota de Malla en el 2006, es hacer un tejido pero de manera mas divertida, tu mandas en todo el proceso creativo y al ver la cantidad de opciones que me daba, me enamoró. Y más aun, cuando descubrí la unión del acero con el neopreno, con estos dos materiales unidos hacia un tejido elástico, cómodo, mas ligero y que se adaptaba con una segunda piel.

 

Con este método he hecho desde brazaletes muy ponibles y «sencillos» hasta vestidos, corbatas, cascos, arneses. He vestido hasta alguna Juana de Arco moderna en varias ocasiones ?

 

Como todo mi trabajo yo misma elaboro todos los procesos, toda la malla la hago yo con tan solo un par de alicates, anilla una a una. Si, mucha paciencia y amor es mi gran secreto.

 

Aquí os dejo un Time Lapse de lo que seria un brazalete sencillo hecho en 1 minuto (ojalá tardase eso!!!)

 

Y un brazalete de los grandes para que veáis como se pone y queda puesto, es una pasada, o no?
«Se llama lapidario a la persona que tiene por oficio labrar piedras preciosas.»

 

Los que me conocéis sabéis que me apasiona tener el control de todos los procesos de mi trabajo, de hay que sea 100% artesanal y no pasa por otras manos.

 

De siempre ma han gustado las piedras preciosas, tengo devoción por las turquesas, por eso cuando descubrí el trabajo de la lapidación no pude resistirme a intentar averiguar como aprenderlo.
Encontré un curso y sin pensarlo me apunte, solo el pensar que podría hacer mis propios cabujones, partiendo de una piedra en bruto y darle la forma que yo quisiese para hacer mis joyas… un sueño hecho realidad.

 

Aquí os muestro resumidamente el proceso, una vez cortada la piedra, se desbasta en el esmeril. Luego, pasamos a tallarla dandole la forma que queramos, en este caso fue ovalada y finalmente la pulimos para que quede brillante y bonita. Este fue mi segundo cabujón de una amazonita que convertí en un bonito anillo.
Una imagen vale más que mil palabras, así recibirás tus joyas, en un bonito packaging listo y perfecto para regalar o para regalarte.

 

  • No products in the cart.