fbpx

Arneses; atrévete con el estilo bondage y fetichista

El arnés es un elemento de seguridad; de seguridad en una misma, si hablamos de los arneses de Anillarte. La marca liderada por Maku Martínez continúa fiel a un estilo que coquetea con el erotismo y apuesta por encender la libido, alistándose en el apego actual de la moda a la expresión bondage. Esta tendencia, en alza entre las celebrities y que nos retrotrae a la Madonna de los corsés y nos recuerda el poder sexual que emanaba de las pasarelas noventeras (inolvidable la puesta en escena fetichista de las maniquíes de Versace)

Las anillas de acero, distintivo de sus colecciones, se unen una a una en estas joyas corporales, para ella y para él, fabricadas también con neopreno, tiras de cuero o adornos metálicos. Estos materiales, trabajados con cariño, se convierten en tesoros únicos y originales para la anatomía, exudando salvajismo, sensualidad y belleza. Cualquiera de estas piezas prueba que la provocación es sinónimo de sofisticación, una exquisitez que no sólo refleja la moda sino también la literatura o el teatro. El glamur de estos complementos, aderezado por las chispas metálicas características de la marca, deja el camino libre a la imaginación, a las fantasías más íntimas de quien los porta, pero también de quien contempla.

La morbosa fascinación y el hechizo que genera el estilo bondage supone un guiño a la libertad, el atrevimiento y la adorada apariencia dominátrix. Los arneses de Anillarte no sirven sólo de atuendo y de ensalzamiento de la personalidad, sino que suponen un juego, una diversión imprescindible en nuestra hipersexualizada cultura. Estamos acostumbrados a escuchar que la moda solamente alberga aspectos superficiales, pero lo cierto es que funciona como espejo de la sociedad, refleja los comportamientos y sentimientos de los seres humanos;

y los arneses de Anillarte suponen una prueba evidente de esta relación.

  • No products in the cart.